¿Cómo ayudar a los niños a aprender las letras del abecedario?

Aprender el abecedario en inglés es un paso importante para adquirir una lengua. Al aprender el orden y todos los nombres de las letras, tus hijos adquieren la habilidad de identificar las palabras escritas así como las herramientas para empezar a leer fonéticamente.

Usa la canción del alfabeto.

La canción del alfabeto es tradicional por una buena razón. Usa la melodía clásica y memorable de Mozart en «Twinkle, Twinkle Little Star.”

Al usar esta canción y otras melodías para ayudar a memorizar el orden de las letras, prueba lo útil que es al practicarla.

Encuentra un afiche o poster con las letras del alfabeto en él. Las letras deberán ser lo bastante grandes para que tus hijos las toquen con su toda su mano al cantarlas.  Si no puedes encontrar el poster en tu librería, usa una pizarra blanca o una cartulina lo bastante grande para escribir todas las 26 letras en mayúsculas y minúsculas.

Al principio de cada lección, canta la canción completa y toca las letras junto con tus hijos.  Esta es una fantástica oportunidad para no ser serios. Canta la canción una vez muy lentamente. Canta la canción una vez rápidamente.  Entonces cántala al ritmo normal.

Enfócate en un grupo nuevo de letras en una lección separada cada noche. Usa la melodía de la canción para encontrar grupos de letras, algo así:

(Grupo 1) ABCD (Grupo 2) EFG/ (Grupo 3) HIJK/ (Grupo 4) LMNOP/QRS/TUV/WXY and Z

¡Canta las letras en voz alta! ¡Canta las letras en voz baja!

Con el tiempo, pregúntale a tus hijos que apunten a las letras que han aprendido al tiempo de decirlas fuera de orden “Z! A! G! Q!” Entonces deja que tus hijos digan las letras y apunta tú a las que ellos mencionen.

No se te olvide cometer errores y ¡deja que tus hijos te corrijan!

Ve a un nuevo grupo de letras cada noche. Tendrás muchas, muchas oportunidades  para revisar lecciones anteriores más adelante.  Dale a tus hijos algo nuevo en cada lección, cada noche. Nada destruye el aprendizaje como el aburrimiento.

Enseña cada letra individualmente

Cuando tus hijos sepan los nombres de las letras del orden alfabético, podrás enfocarte en las letras individualmente.

Usa un grupo de tarjetas con el alfabeto, o mejor aún, obtén varios paquetes de tarjetas. Estas tarjetas tendrán diferentes palabras del vocabulario que comienzan con el sonido particular de las letras.

Conforme pasas por las diferentes letras, encuentra otras palabras para cada letra que tus hijos ya sepan o las que encuentren útiles e interesantes. Algo así:

«A is for apple, and…. alligator, and ….ant, …and angry!

Alligator is angry! There’s an ant on her apple!»

Enseña otro vocabulario mientras aprenden el alfabeto.

Utiliza veinte minutos en la canción del alfabeto y luego ve a otra de estas lecciones: colores (rojo, anaranjado, amarillo, verde, azul, morado, café, , blanco y negro), adjetivos simples (feliz, triste, enojado, hambriento, asustado, bonito y feo), y el verbo «gustar». Todo esto puede enseñarse en pequeñas lecciones la misma noche en que tus hijos aprenden la canción del alfabeto.  Estas lecciones servirán más adelante cuando tus hijos hayan aprendido el alfabeto con la canción y estén listos pasar a la fonética.  Explicaremos esto en la Parte 2 de este artículo.

Usa diferentes recursos.

A los docentes les encantan los libros de colorear y a los estudiantes también.  Obtén las hojas de trabajo para colorear de los Recursos y Materiales en Studycat.com.  Deja que tus hijos coloreen los dibujos y dales un descanso de la práctica de la lengua.

Además de los libros de colorear y las pizarras blancas puedes usar las apps de juegos para ayudar a tus hijos a aprender las letras.  Studycat hace realmente divertido el alfabeto con la App llamada ABC Galaxy.  Hay muchas razones convincentes para usar un app que ha sido especialmente creada para hacer divertido el aprendizaje para niños.

Tus hijos deberán aprender los nombres e las letras y los sonidos que forman a un nativo hablante con el acento estándar americano o británico.

Los niños empiezan a hacer sonidos cuando son menores de un año de edad. Ellos aprenden sonidos imitando las voces que escuchan a su alrededor.  Un niño que solamente se ve expuesto a su primera lengua, solamente aprenderá a hacer esos sonidos y, aquellos son diferentes de los sonidos del inglés.  Por ello es muy importante exponer a tus hijos al acento de los nativo hablantes del inglés tan pronto como sea posible.  Las Apps son una manera estupenda para lograrlo.

Finalmente, antes de enseñarle algo a alguien, decide divertirte enseñando.

Juega, no por tus hijos, sino por ti mismo/a. Diviértete y juega de manera que te haga feliz a ti como docente. Este es el secreto que todos los mejores maestros saben: un maestro feliz y  sonriente hace que sus estudiantes sean felices y sonrían. Un niño alegre  aprenderá contigo tantas horas como tengas para compartir con ese niño.

No te olvides de nosotros.  En Studycat somos maestros y padres, como tú.

Sigue la comunidad de Studycat en Facebook para más consejos de expertos en la enseñanza de lenguas.