El Poder del «¡Todavía!» Parte II – ¿Qué Tipo de Mentalidad tiene tu Hijo?

¿Mentalidad Fija o Mentalidad de Crecimiento?

Para determinar si tu hijo se adscribe a una mentalidad fija o a una mentalidad de crecimiento, puedes sencillamente observar sus reacciones comunes en diferentes situaciones.

Usa la guía de preguntas a continuación para ayudarte a determinar su actual tipo de mentalidad:

 

¿Tienden a…
evitar nuevas tareas o desafíos? A veces No
desanimarse rápidamente cuando algo es muy difícil? A veces No
ignorar la retroalimentación o la crítica? A veces No
atribuir sus logros / fracasos a la inteligencia (i.e. «Obtuve una A, ¡soy muy listo!» o bien «Obtuve una F, debo ser tonto.»)? A veces No
descorazonarse al ver los logros de otros? A veces No
ver su esfuerzo como sin sentido? A veces No
ocultar sus errores? A veces No
detenerse cuando creen que algo es ya «suficientemente bueno»? A veces No

«No» en su mayoría
Si has respondido mayormente «no» a las preguntas anteriores, es muy probable que tu hijo ya esté usando una forma de pensar con mentalidad de crecimiento. Puedes alentar a tus hijos a seguir creciendo y retarse a si mismos con nuevas oportunidades de aprendizaje.

Mayormente «A Veces»
Si respondiste mayormente «a veces» o hay una combinación entre «sí» y «no», tu hijo se adscribe seguramente a lo que algunos educadores llaman «mentalidad mixta».  Esto es exactamente como suena, una combinación entre mentalidad fija y mentalidad de crecimiento. Este es un buen inicio.  Significa que tus hijos están empezando a asociar su aprendizaje con los principios de la mentalidad de crecimiento. Puedes ayudarles a seguir creciendo animándolos a tener reacciones de la mentalidad de crecimiento redireccionándolos  paulatinamente cuando usen la mentalidad fija.

«Sí» en su mayoría 
Si respondiste mayormente «Sí», significa que tu hijo tiene la oportunidad de empezar a usar la mentalidad de crecimiento y transformar su aprendizaje. La próxima vez que observes que tu hijo muestra reacciones como las descritas anteriormente, usa las estrategias a continuación para ayudarte a redireccionarlos hacia una mentalidad de crecimiento.

Aprendizaje de lenguas con base en juegos proporciona retroalimentación inmediata mediante puntos, estrellas y sonidos que permiten que los niños sepan que van mejorando.  Los niños se sienten bien cometiendo errores y no se dan por vencidos. En este juego, los puntos se ganan al igualar los carritos que va a diferentes  velocidades.  Al aumentar gradualmente el desafío, se alienta a los niños seguir tratando y empezar a desarrollar su mentalidad de crecimiento.Revisa nuestra familia de Apps.